"El lugar donde más florece el optimismo es en los asilos de lunáticos". Havelock Ellis
"Pues yo preferíria ser un optimista loco que un pesimista cuerdo". Albert Einstein

miércoles, 25 de febrero de 2009

Cornisas acentuadas


Imagen por fireOpal14




Si me preguntáis si creo en la mentira,
os diré que no.
Únicamente creo en la Verdad,
aunque ésta
se disfrace de mentira






11 comentarios:

  1. Yo creo en las mentiras que se dicen sin saber que son mentiras... porque la vida muda todo el tiempo y no sabemos..., entonces sé que hay cosas que fueron dichas con la intención de ser veraces... y eso me importa más...

    Me gustan mucho estos escritos tuyos, me hacen brotar cosas...
    Beso

    ResponderEliminar
  2. NEBLINA:

    ¡ PERFÉCTO TÚ TINO Y DEFINICIÓN !

    Esa expresión adversa y engañoza de la realidad existe, es el arma propio de los carentes de fundamento..., dicho en románticas palabras tiene la duración de lo efímero, y se iguala a esas flores místicas del campo qué nacen por la noche, y mueren con el primer rayo de luz del día.

    ¡ UN GUSTO DESCUBRIRTE MUCHACHA !

    MI CARIÑO PARA TÍ.

    PÉTER.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría no creer en la mentira... pero existe porque existe la Verdad y siempre hay un opuesto para todo.
    Me encantó ese nuevo "look" de tu página.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  4. Que broten, que broten, Ev.
    La veracidad de lo dicho en un momento dado, se torna olvido, nunca mentira.
    Fue... mientras duró ¿no?


    PÉTER, una mentira arrastra una verdad.
    No me hagáis mucho caso, que suelo divagar en demasía.
    Sobre el si es el arma propia de los carentes de fundamento, eso no tengo manera de saberlo, ni ahora, ni creo que jamás.


    Sirena Sylvia, sólo creo en la verdad, porque la mentira para mi no existe, puesto que es falsa.


    ¡Un muá para los tres y lo dicho, ni caso, que cuando se me va la olla, no me entiendo ni yo!

    :)

    ResponderEliminar
  5. Cuando 'se te va la olla' creo que es justo cuando empiezas a pensar. Yo creo que de eso se trata. De dejar que la cabeza mande de vez en cuando, que para eso es más lista que nosotros...

    Yo, en otra 'ida de olla' que he tenido, concluí que la verdad como tal no existe; sólo existen puntos de vista más o menos contrastados/defendidos/asumidos por cada quien, pero es un tema taaaaaaaaan largo que no quiero mentiros: no llega un comentario. A mí en su día no me llegó un post! Lo intenté allá por julio'08 y no lo conseguí del todo... creo que me lieeeeeeeee...

    Besitos, "idadeollas" jeje

    PD: Me voy a llevar tu rinconcito a mi Luna, que creo que tengo un hueco ;)

    ResponderEliminar
  6. Yo también creo en la Verdad, por eso sigo cayendo en las manos de la Mentira, pues esta es como las Meigas, que haberlas ... haylas!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Nueva etiqueta para próximas entregas:
    "idasdeolla".
    Dicen que la ignorancia es muy osada, Karmencilla, y es VERDAD.
    Fíjate lo que decía el gran Sócrates:
    "Sólo reconociendo nuestra ignorancia estamos en condiciones de buscar la Verdad".
    Lo que ocurre es que he empezado a hace yoga, y me ha dado por ahí, o sea que me lanzo a la piscina con sentencias de éste tipo y me quedo tan fresca, nunca mejor dicho.
    Prometo que leeré al respecto.
    Y cuando hagas una de esas entradas, tú tranqui, que ya ya te la comenta la menda lerenda ;)

    Una luna con neblinas... va a quedar muy poético ¿eh?


    ¡Hala Antònia! que tu frasecilla me da para pensar un rato.
    ¿Crees tanto en la veracidad de las personas y por eso recaes?
    Ellos se lo pierden.
    Sigue creyendo, yo creo en el objeto ese que se lanza... ufff, ahora no recuerdo el nombre, pero vaya, que lo que uno recibe es porque anteriormente lo había dado, y por lo que leo de tuyo, das mucho y bueno.

    ¡Kisses listillas!

    ResponderEliminar
  8. Yo no puede creer ni dejar de creer en la Verdad.
    La verdad se conoce, se sabe. No necesita de ese ejercicio de fe.
    Es la mentira, por su condición, lo que necesita de fe, de un "creer en". Porque no supera como la Verdad, el tamiz de nuestra razón.

    Por eso, se cree en Dios o no, se cree en el arte o no...Y por supuesto, se cree en la utopía o no. O quizás este último caso no sirva, porque tal vez la utopía no es una verdad, si no un presentimiento de verdad. Una verdad que no es, pero será.

    ResponderEliminar
  9. GRACIAS POR TUS LINDAS PALABRAS EN MI BLOG DE HOY. BUEN FIN DE SEMANA. ROXANA

    ResponderEliminar
  10. La Utopía es, Real Me. Es. Existe.
    ¡Ea! Cambias los conceptos siempre, pues vale, lo que hay que conocer es la mentira, entonces.
    No sé si estoy de acuerdo.
    ¿La Verdad se conoce?
    La Verdad está para quién quiera acceder a ella, y necesita un ejercicio de fe, también.

    Pienso que si se conociera, todo sería perfecto, y no es así.
    Hay cientos de ejemplos, presos que están en la cárcel, siendo inocentes, condenados a muerte, fe en personas que no son sino una máscara...
    ¿Es Verdad?
    A ese tipo de verdad me refiero, a la que hay que desentrañar de tantos y tantos prejuicios, y dictámenes establecidos por el sistema, y por ende, por todas las mentes y corazones que nos acomodamos a él, y con él.
    Demagogia de bolsillo, lo sé.
    Ya he dicho que leeré al respecto.

    :)

    ¡Muáaa!

    ResponderEliminar
  11. *Nota:
    Creo que estamos hablando de lo mismo, observando el poliedro desde diferentes aristas, tal vez :)

    ResponderEliminar

Me encantan los comentarios, me hacen feliz los comentarios.
Coméntame o algo así :)