"El lugar donde más florece el optimismo es en los asilos de lunáticos". Havelock Ellis
"Pues yo preferíria ser un optimista loco que un pesimista cuerdo". Albert Einstein

martes, 23 de febrero de 2010

Criticando que es gerundio


Estaba pensando la de cosas cotidianas que pasan desapercibidas comúnmente pero si me pongo a observarlas detenidamente no me gustan.


Empecemos:

1º._ Están los tatuajes.

¿Qué tengo en contra?
Duran para toda la vida.
Si te tatúas a piolín en la parte baja derecha del vientre a los 17, supongo que a los 70 quedará un tanto desfasado, eso sin contar los cambios bruscos de peso que conseguirá que piolín con el trascurso de los años quede así:




Y después están aquellos de "Amor de Madre" ¿es posible semejante complejo de Edipo como ése? ¿Y sino tragas a la madre qué?
Y qué me decís del: "Te amo Violeta, juntos forever".
¿Y no pueden llamarse las de turno Mª de las Angustias o Eustaquia o Hermenegilda?
No, siempre se llaman Lydia, Miriam, Rebeca, claaarooo y vamos y nos lo creemos.


2º._ El papel higiénico.

El papel higiénico, también llamado del culo, es para lo que es, valga la redundancia.
¿Para qué hacerle creer que es importante vistiéndolo con vistosos trajes de croché?
¿Para qué?
He ahí mi duda.
Fíjense:
¿No es un pelín bochornoso que te pongan esa indumentaria para después acabar como se acaba?

3º._Videoporteros.

Estoy en contra de ellos, porque más que saber quién llama te encuentras de frente con un careto de mil demonios, te pegas un susto de la hostia, y es que además desde los mismos o todos somos muy tontos y creemos que acercando más la cara se nos ve mejor, o el videoportero tiene la osadía de sacarnos a todos seriados. Será eso.
Una prueba:

¿Es o no es lo que digo?
¿Tú distingues si es Juan, Micaela, o un ente que se ha colado
por error en la entrada de tu edificio?



4º._ Las alfombras, alfombrillas de bienvenida.

Me gustan tan poco que tengo hasta una entrada pensada en honor a ellas. Conste que la pirata tiene una, porque donde manda patrón, a veces hay que permitir que mande marinero:
Ésta del código binario queda muy alternativa, eso por si se nos olvida algún día que estamos medio enganchados a internet.

Podría seguir, pero no me apetece más por el momento, por el momento.

5º._ Ah, bueno, bueno y bueno, el ajuar y los nombres de los contrayentes bordados con primor, argggjjjjjgggjjjggg. Para otro día también.

*Las imágenes son sacadas de google, gracias por existir, sin vosotros, qué sería de los blogs.
Si son tuyas, gracias de nuevo, y si quieres las quito.

9 comentarios:

  1. Ja ja ja muy gracioso. Los tatuajes no es que disgusten, es verlos de viejitos que se arrugan eh!ja!
    A ver cosas que no me gustan: Los animales de yeso como por ejemplo patos adornando los jardines. Las flores de plástico en los nichos de los cementerios. Y... los prensa papeles de imán para refrigeradoras,(ojalá formas frutales) ¿qué te parece?

    ResponderEliminar
  2. Ostras Ev, me pillas por los pelos, estaba ya cerrando y a dormir.

    Jejeje, a mí los imanes me encantan, cada vez que alguien va de viaje me trae uno, claro, como son un souvenir baratillo...

    Con respecto a lo demás, totalmente de acuerdo, Evelyn. Mañana seguimos. ¡Nanit!

    ResponderEliminar
  3. Lo del ajuar... para morirse de asco!!! lo de he llevado a bordar las camisas del niño con sus iniciales... jajaja... ¿es que acaso las va a confundir con la de otro a la casa que se va a ir a vivir????

    Enfins... gracias por la sonrisa!!

    Besos desde el abismo

    ResponderEliminar
  4. ¿Pero es que echas ya al niño, Abismo?
    Cuando me internaron en un colegio, tuve que tener mis iniciales hasta en las bragas, claro, éramos 300, Lady Pi y sus 300 :D

    De nada, y espero que un día me mandes besos desde la cumbre ¿eh?

    ¡Muá!

    ResponderEliminar
  5. Estoy contigo en lo de los tatuajes. En mi cama somos trío. Hace un par de años Hades se trajo un dragón tamaño XXXL que al parecer dormirá con nosotros en adelante a pesar de que nadie nos ha presentado. De lejos parece un manchurrón.

    A mi me joden los "conseguidores": dícese del sujeto que da igual lo que compres, donde vayas o con quien, siempre compran lo mismo, pero mas barato (muuuuucho mas barato), van a sitio muuuuuucho mejores (y muuuuuucho mas baratos) y con gente mas cool (muuuuuuucho mas cool). Llámame quisquillosa, pero me ponen de mala uva.

    Lady Pi y sus 300?. Que bueno...

    ResponderEliminar
  6. Lo del papel higiénico es que no tiene perdón...jajaja!!

    Y los camisones largos con el cuello ribeteado de puntillas, en tonos pastel, bien dobladitos en el cajón con el jaboncillo de la toja pa aromatizarlo pa una noche loca???

    Diosss!!!.....antierótico total.

    Besillos, guapi.

    ResponderEliminar
  7. Un Dragón XXXL, que ya será L, VivoconHades.
    Es cierto, con el tiempo ya no se reconcocen, y eso sin contar si te sale celulitis y el tattoo pasa a ser versión 3D.

    Bah, pasa de ellos, anda que decir que van a los sitios más baratos con la gente más cool, ya te digo. ¡Abrazafarolas! ¡Muáaa quisquillosa!!



    JUAJAJAJAJA, LOOSE, yo tengo en casa de mis padres de esos, además he heredado la manía de poner jabones en los cajones (me salió un pareado) en mi caso Heno de Pravia.
    Me meoooo... ¡Besos bonica!

    ResponderEliminar
  8. jajajaá Lady, me hacés reír y con qué ganas!!!
    Menos mal que aclaraste que las fotos son de internet, porque yo me jugaba que los vestiditos del papel higiénico los tejías vos...jajajá

    De mis cosas en este momento estoy odiando un horrible prisma (lo antiestético) que se me ocurrió comprar para que cada quince minutos lance una bocanada de desodorante de ambientes...a los pocos días tuve que apagarlo porque me daba alergia. Y ahí quedó, por las dudas un día, quién sabe...ahora mismo lo estoy viendo con ganas de arrojarlo a las crecidas aguas del Paraná, pero y...¿si un día?...con lo que me costó!!!

    Y los Tupper, qué me decís de los tupper que se me vienen encima cada vez que abro la alacena y nunca encuentro el adecuado cuando tengo que guardar algo...y si lo encuentro, falta la tapa.

    Y no miro ahora la puerta de la heladera, porque no tengo ganas de decir ¿qué es esto?!!!! Para qué lo habré comprado???!!!!...jajajá.

    Besitos y risas, mi Lady

    ResponderEliminar
  9. Razón llevas, querida Marita, no me vas a creer, ayer mismo pensé lo mismo sobre los tupper.
    Dije: ¡Voy a arreglar este desaguisado de tuppers que tengo con sombreros que no les pertenecen!!

    Es curioso lo que nos parecemos todos, llegamos a las mismas conclusiones ¿viste?

    Me encanta que vos se ría conmigo, me alegra un montón... ¡gracias chata y un besico!

    ResponderEliminar

Me encantan los comentarios, me hacen feliz los comentarios.
Coméntame o algo así :)